¿Cómo podemos ayudarte?

Patrimonio Religioso

Semana Santa de Baena

Semana Santa de Baena

El sonido de miles de tambores es su principal característica, considerado Patrimonio Inmaterial por parte de la UNESCO.
Un característico toque de tambor acompañado por el llamativo uniforme de los judíos “coliblancos” y “colinegros”.

 

Guía Semana Santa de Baena 2024
DESCARGAR PDF

LOS COFRADES

La figura del Judío

La Semana Santa guarda un sentido cronológico. La celebración de la pasión, muerte y resurrección de Cristo se vive de diferentes maneras. Hay momentos para disfrutar del sonido y otros para el recogimiento.

Para entender esta celebración hay que conocer la figura del judío. Son miles los que forman parte de la Semana Santa, una figura tradicional que ha sabido mantenerse con el paso de los siglos y que ha sido reconocida por la Unesco.
Es la primera vez que la Unesco distingue la Semana Santa andaluza, como patrimonio de la humanidad. Además, la Unesco ha reconocido también la artesanía que envuelve al judío, pues en torno a esta figura existe un importante movimiento económico en Baena.

SU INDUMENTARIA
Su traje consta de chaqueta roja bordada, pantalón negro, camisa blanca, pañuelo anudado al cuello y sobre su cabeza lleva un casco de metal con impresionantes labrados a cincel sobre el que luce un colorido plumero.

De la parte trasera del casco cuelgan crines de caballo, blancas o negras, que dan lugar a la distinción de este peculiar personaje en Judío Coliblanco o Judío Colinegro.

El tambor

No podemos olvidar el elemento más importante y característico del Judío: “el artesanal tambor”, compuesto por fondo de metal, aros de madera, cordel de cáñamo, parches o pellejos de piel de cabra (aunque para el de abajo se suele utilizar de plástico), chillones o bordones de tripa y baquetas de madera.

Para colgarse el tambor se utiliza el tahalí, una pieza de cuero tipo cinturón o arnés rematado con un gancho.

No son los tambores de los Judíos los únicos que desfilan en la Semana Santa de Baena. El llamado “tambor ronco”, elaborado con piel de vaca y caracterizado por su peculiar sonido, aparece en la década de los años 20 y poco a poco se ha ido incorporando a diferentes Hermandades como la de los Enlutaos (única cuadrilla de Judíos arrepentidos) o los Hermanos de San Juan (Pimientos Morrones), entre otras.

UNESCO
«El toque de tambor de Baena constituye uno de los modos de expresión más significativos de su ciclo ritual anual, pues su presencia en las calles de la localidad se inicia la víspera de San José, siendo ya desde el Miércoles Santo hasta el Domingo de Resurrección cuando reaparece en cada desfile procesional, otorgando singularidad a la Semana Santa e interpretando el toque de procesión, el de calle y el redoble»