¿Cómo podemos ayudarte?

Blog

Baena cuenta con una hoja de ruta para ser destino Nómada Digital Corporativo

Baena cuenta ya con una hoja de ruta para ser destino de Nómada Digital Corporativo y Trabajador Remoto que se ha elaborado producto de la participación ciudadana.

La alcaldesa de Baena, María Jesús Serrano, indica que este proyecto se inició en noviembre y está abalado por José Almansa, creador de la metodología Grasshopper (problema, reto, solución). El objetivo es buscar posibilidades de diversificación económica entorno a lo que hoy puede ser una oportunidad de desarrollo económico, “tenemos una economía basada en el sector agrario y tenemos que tener esa diversificación para generar empleo”. Serrano recuerda que con la pandemia se vio la oportunidad de teletrabajar y vivir en el  medio rural, “hay que aprovechar la oportunidad porque Baena es un destino magnífico para poder teletrabajar”, para eso cuenta con unos “servicios públicos de calidad, instalaciones culturales, deportivas, naturaleza, aceite, patrimonio, cultura y la cercanía con estaciones de AVE o aeropuertos”. Desde hace unos meses se está trabajando para que Baena sea el primer pueblo de España que se certifique como destino Nómada Digital contando con la metodología de José Almansa que tiene su marca registrada.

La alcaldesa señala que ahora hay que implementar la guía que es el resultado de la participación ciudadana para atraer a un número importante de trabajadores remotos que a su vez demandará esos servicios de hostelería, restauración, alimentación, alojamiento y todo eso generará empleo y diversificará la economía entorno al sector servicios.

Por su parte, Almansa ha sido el encargado de indicar los aspectos fundamentales de esta guía de adaptación del municipio. El primero será crear la Oficina de atención al Nómada Digital y Trabajador Remoto para que desde el primer momento las personas que quieran venir a la localidad sean atendidas. Entre sus funciones estará la de ofrecer asistencia para la tramitación del visado de Nómada Digital, asesorar sobre posibles alojamientos y alternativas de calendarios; sobre los espacios de trabajo y generar programación propia fija en innovación, cultura, sostenibilidad y tecnología.

Otro de los puntos importantes es ofrecer espacios “mágicos” adaptados a las necesidades de los nómadas digitales, algo que nos distinga como la zona de Puente de Piedra, Torre Montecillo, mirador de la estación, ermita de los Ángeles, mirador del Hospital, Puerta del Perdona, Torreparedones, la zona del pantano de Albendín y sus huertas.

También es necesario crear una comunidad para que todos los nómadas digitales que pasen por Baena sigan conectados y puedan volver, a la vez que puedan convertirse en embajadores.

Una guía que también pone su acento en las deficiencias como la necesidad de crear una plataforma para que las entidades o grupos vuelquen la información y los nómadas digitales puedan adaptarse a la misma, preparar una landing web sobre Baena, implementar la inteligencia artificial o utilizar un sistema de traducción simultánea.

José Almansa insiste en la necesidad de atraer a esos trabajadores, a las personas mejor formadas de Europa. Para eso ya cuenta con una guía de adaptación del municipio que ha realizado los ciudadanos de Baena. “Es necesario transformarse en un destino nómada digital que va a traer potencialidad económica  y social”.

Por su parte el economista José Carlos Díez, afirma que “las oportunidades están y ahora vamos a ser el primer pueblo que se certifica”. Ahora toca ejecutar el plan y anima a que Baena sea cabeza de comarca con este proyecto porque es un “complemento al turismo, el gasto de un nómada es mayor”. Por lo que es necesario que en “Baena pasen cosas parecidas a las que le pasaban en su ciudad de origen para que se sienta a gusto”.