Nunilo y Alodia protagonistas del nuevo número de Historias y patrimonio baenense

Nunilo y Alodia protagonistas del nuevo número de Historias y patrimonio baenense

28 Jun 2019
  • Presentación 4º número de la serie Historia y patrimonio baenense
    Presentación 4º número de la serie Historia y patrimonio baenense

 

El arqueólogo explica en el libro las cinco hipótesis que existen sobre este hecho y se decanta por la hipótesis cordobesa aunque puntualizó que “no hay datos suficientes pero yo tengo relativamente claro que posiblemente esto ocurrió aquí, en la zona de la campiña de Baena, en la Torre de las Vírgenes, posiblemente en el cortijo de Ízcar”. Morena fundamenta su razonamiento en que “este caso se inserta en el fenómeno de los martirios mozárabes que se produjeron en Córdoba durante la época de Abderramán II y en los que murieron 50 personas”. Sobre el porqué existe una gran devoción a estas santas en diferentes pueblos aragoneses, el arqueólogo ha indicado que, posiblemente, “las reliquias se trasladaron a los monasterios cristianos de allí sobre el 851 y allí prende el culto”. Como curiosidad, Morena ha comentado que “en Baena se perdió el culto a Nunilo y Alodia pero no en Castro del Río”.

El trabajo cuenta con un anexo final en el que el autor recoge la versión de dos trabajos sobre lo que le sucedió a estas hermanas: El memorial de las santasde Eulogio de Córdoba, documento original, y El Pasonario de Cardeñaun documento posterior aunque con más datos.

Por su parte, el concejal de Cultura, Javier Vacas, ha señalado la voluntad del nuevo equipo de gobierno de “continuar apoyando los trabajos de difusión de nuestra historia y patrimonio.

Este cuarto número de Historia y patrimonio baenense ha sido editado por el Ayuntamiento de Baena y Grupo de investigación HUM-882 Antiguas Ciudades de Andalucía de la Universidad de Córdoba dirigido por Carlos Márquez.

 

¿Quiénes eran Nunilo y Alodia?

 

Eran hijas de un matrimonio mixto de la época, madre cristina y padre musulmán. Aunque durante esta época convivían las religiones sí que había diferentes preceptos que todos debían respetar como el que obligaba que los hijos de matrimonios mixtos fueran educados en la religión islámica. 

En este caso, la madre educó a sus hijas en la fe cristianas en secreto. El padre falleció y la madre se volvió a casar y su nuevo marido se dio cuenta y denunció a las hijas. Aunque les pidieron que renunciaran a la fe cristiana, estas no lo hicieron y por ello fueron decapitadas.

Categorías: 
Noticias extra
Noticias portada
Actualidad

Atrás